Blog

Observadores Electorales Como Defensores de Derechos Humanos

En octubre de 2005, las Naciones Unidas celebró un acto en Nueva York donde emitió la Declaración de principios para la observación internacional de elecciones. En dicho acto, por primera vez, las Naciones Unidas reconocieron que la observación electoral internacional, que centra su atención en los derechos civiles y políticos, forma parte de la “supervisión internacional de los derechos humanos”. En otras palabras, la ONU reconoció que, dado que los derechos políticos son DDHH, los observadores electorales que los defienden son defensores de DDHH.

En 2022, se celebró el décimo séptimo aniversario de esta Declaración de Principios para la observación internacional de elecciones y también el décimo aniversario de la Declaración de Principios Globales para la Observación y Monitoreo Electoral No Partidista. En estas celebraciones, nuevamente, se volvió a enfatizar que los Observadores Electorales Internacionales, en tanto actores de la Sociedad Civil, son Defensores de Derechos Humanos.  

Estas declaraciones y reconocimientos en foros internacionales se han vuelto cada vez más necesarias dado que en el mundo actual las condiciones en que se desarrollan los procesos electorales son cada vez más difíciles. Debido a que los observadores electorales alrededor del mundo sufren, cada día más, la retórica dura y violenta, las agresiones de todo tipo incluso violentas en todas las etapas del proceso electoral.  

De nuevo, el 27 de octubre de 2022, Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los Defensores de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, emitió una declaración conjunta con Clément Nyaletossi Voule, Relator Especial sobre la Libertad de Reunión Pacífica y de Asociación de la ONU, sobre La Situación de los Observadores Electorales Nacionales e Internacionales como Defensores de Derechos Humanos. En esta declaración las Naciones Unidas reconocieron a nivel global a los observadores nacionales e internacionales como defensores de derechos humanos. 

Finalmente, como parte de ese proceso evolutivo de la legislación internacional para cobijar y proteger a los Observadores Electorales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a nivel regional, adoptó la Resolución No. 01/2024 del 23 de mayo de 2024, dónde reconoció a los observadores electorales como defensores de derechos humanos dada la relación intrínseca entre el respeto y la protección de los derechos humanos y la defensa de la democracia.

La novedad de esta resolución es que ahora también el sistema interamericano reconoce a los observadores electorales nacionales e internacionales como defensores de derechos humanos, y salvaguarda y protege a los observadores electorales que contribuyen a la protección de los derechos consagrados en el artículo XX de la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y el artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que incluye el derecho a votar y ser elegido en elecciones periódicas a través del sufragio universal. 

La CIDH consideró que la observación electoral nacional es una forma de participación política en sí misma, por tanto, es parte esencial del ejercicio de los derechos políticos que implica cuidar, defender y promover los principios que deben regir todos los procesos electorales.

Es por eso que, en el marco del 54o Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), a celebrarse en Asunción, Paraguay del 26 al 28 de junio de 2024, se debería discutir y aprobar una declaración que defienda el papel de los observadores electorales internacionales y nacionales dentro de la comunidad de naciones americanas. Asumiendo con ello la Asamblea General un rol activo en el reconocimiento y promoción de la relación intrínseca que existe entre el respeto y protección de derechos humanos, y la defensa de la democracia que impulsan y defienden los observadores electorales nacionales e internacionales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba