Blog

El Poder Incisivo de Rusia también se vale de su Comisión Electoral Central

La autoridad electoral que conduce los procesos electorales en Rusia es la Comisión Electoral Central (CEC), hoy a cargo de Ela Pamfílova. A pesar de las graves irregularidades señaladas por distintos estamentos de la sociedad rusa y de la comunidad internacional contra la CEC, el organismo sigue participando de plataformas internacionales como A-WEB, e invitando a organismos electorales y actores de sociedad civil de todo el mundo a acompañar sus procesos electorales, todo en un país en el que se enjuicia a monitores electorales domésticos (denominados “agentes extranjeros”), y que utiliza como política de Estado a “observadores electorales” para validar elecciones sin integridad en países aliados.

A fines de septiembre de 2022, en territorios ocupados de Ucrania, la Federación Rusa se apresuró a llevar a cabo los denominados “referendos de anexión”, en los que los residentes fueron confrontados con la pregunta de si querían o no ser parte de la Federación. Más específicamente, se trató de las regiones (Oblasts) ucranianas de Kherson y Zaporizhzhia, capturadas en febrero de 2022 cuando empezó la más reciente invasión rusa, y las regiones (Repúblicas) de Donetsk y Luhansk, que desde hace casi 8 años están bajo control de fuerzas separatistas y que declararon su independencia de Ucrania durante la Guerra Civil de 2014 tras celebrar referendos independentistas no reconocidos por la comunidad internacional.

En agosto de 2023 fue detenido arbitrariamente Grigory Melkonyants, co-presidente de Golos, organización declarada “indeseable” y catalogada como “agente extranjero” por el gobierno ruso. Este monitor electoral independiente con base en Rusia denunció las numerosas irregularidades identificadas.

En febrero de 2024, Transparencia Electoral instó a autoridades y funcionarios electorales, así como a académicos y especialistas, a no participar en calidad de “observadores electorales” en las elecciones generales de Rusia a celebrarse entre el 15 y el 17 de marzo de 2024, al enterarse la organización de invitaciones enviadas a los distintas autoridades de la región para acompañar ese proceso.

Los regímenes autoritarios pueden estar interesados en enviar misiones observadoras al exterior, por una parte, para adquirir legitimidad electoral a nivel internacional la presencia de verificadores. El envío de “misiones de observación” a Occidente puede ser considerada una respuesta a la presencia de los observadores electorales occidentales y la aprobación o rechazo de los resultados electorales que su trabajo conlleva en países como Ucrania o Bielorrusia. Por otra parte, esta práctica es una herramienta para ejercer poder incisivo (sharp power).

Lo mismo puede decirse de la participación de la CEC en plataformas internacionales como A-WEB. La Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB, por sus siglas en inglés), es una institución de carácter mundial que agrupa 106 organismos electorales de diferentes países de los cinco continentes. Fue conformada a iniciativa de la Comisión Nacional Electoral (NEC) de Corea del Sur que impulsó su creación con la finalidad de fomentar la cooperación y el fortalecimiento de los sistemas democráticos alrededor del mundo, quedando formalmente constituida en el año 2015.

Tiene como misión expandir en todo el mundo las elecciones libres, justas, transparentes y significativas para fortalecer la democracia electoral. Asume como objetivo, identificar las tendencias, retos y desarrollos relativos a la administración electoral, así como promover el intercambio de experiencias y capacidades entre los órganos electorales. Tiene como visión, promover la eficiencia y la eficacia en la conducción de elecciones libres, justas, transparentes y participativas en todo el mundo.

Las numerosas irregularidades señaladas por monitores electorales rusos son del conocimiento público y son ejecutadas con el aval pasivo de la Comisión Electoral Central (CEC), que es la institución encargada de velar por la transparencia electoral en las elecciones de ese país.

En marzo de 2022, la Asociación de Autoridades Electorales de Europa (ACEEO), por sus siglas en inglés, anunció su disolución debido a que sus integrantes no llegaron a un acuerdo sobre la suspensión o desincorporación de la Comisión Electoral Central de Rusia tras la invasión ilegal de ese país a Ucrania.

Por tanto, los integrantes de la Asociación Mundial de Organismos Electorales deben tomar en cuenta todos estos factores, dado que la CEC de Rusia administra procesos electorales espurios y ampliamente cuestionados, en contra de los objetivos de la organización, y que se celebran en territorios ilegalmente ocupados.

Es importante la generación de espacios en los que los organismos electorales compartan experiencias, buenas prácticas y estándares de administración de procesos electorales, y es igual de importante que estos espacios estén libres de influencias indebidas de organismos electorales sin compromiso democrático.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba